viernes, 17 de marzo de 2017

Decíamos ayer...estos ladrones de guante blanco.

La Audiencia Nacional ha imputado al expresidente de Caixa Catalunya Narcís Serra y a 14 exconsejeros y directivos de la entidad y de su filial inmobiliaria Procam –entre ellos, los exdirectores generales Josep Maria Loza y Adolf Todó– por un presunto delito continuado de administración desleal entre los años 2000 y 2013, que habría causado un agujero de 721,38 millones a la entidad.