domingo, 5 de marzo de 2017

¿El mayor absurdo de nuestro sistema fiscal?:

 impuestos que recaudan "menos de lo que cuestan". Las regiones multiplican los impuestos propios autonómicos. De media, apenas superan el 2,2% de sus ingresos tributarios.