jueves, 2 de marzo de 2017

Ramón de España...sobre Quico Homs:


"Quico Homs, el Orgullo de Taradell, empezó su carrera política imitando los gestos y la manera de hablar de Jordi Pujol, pero cuando se produjo el cambio en la jefatura del partido, se convirtió en un sosias de Artur Mas: no hay como mimetizarse con el jefe para medrar. Hasta en su juicio por lo del 9N ha adoptado la misma actitud que el Astut, hacerse el tonto, decir que la prohibición del referéndum --que en realidad era un modesto proceso participativo, según la coartada convenida-- no quedaba nada clara, y que a él, como al Astut, las cosas hay que explicárselas varias veces y de manera extremadamente clara porque, si no, no las acaban de entender y se hacen un lío.  Al igual que Mas, Quico también ha precedido su comparecencia judicial con declaraciones grandilocuentes. La mejor, la de que el juicio del 9N será, prácticamente, la tumba del Estado español..."